La gratuidad

de la enseñanza

¿por qué?

Así como del agua pura, la vida se sostiene…

Así como, de la tierra fértil, todo crece…

Así debe transmitirse el Conocimiento para que sea legítimo.

Entendemos que en la relación maestro-alumno, el dinero no debe estar en medio, ya que si así fuera, nos convertiríamos en comerciantes y nuestros alumnos en clientes.

 

Enseñamos que el Conocimiento, es un elemento vital y todos deben poder acceder a el.

Por esta razón hemos generado otra forma de sostenernos a través de empresas de alimentación saludable y mantener la gratuidad de la Enseñanza.